21 oct. 2009

Que se joda el viento // La mejor canción de amor que conozco...

De principio a fin, de fin a principio, una a una y cada una de sus palabras unidas entre sí con dulcura y saber estar, son poesía, que vuela a la velocidad de la luz por el aire recargado de mi pobre vida, entreteniéndose en los pliegues de mi oreja como cual niño con una caja de cartón y acariciándome suavemente segun se deslizan, ahora sí a la velocidad de un caracol, por cada uno de los pelillos de mi suave piel, creando en mi interior una sensación de bienestar y vitalidad difícilmente comprable con ninguna otra cosa. Por Marea...



Ponte el moño apretao, sirena, que se joda el viento,
rompe las horquillas de espuma
y déjame que te remache sonrisas de hierro
de esas que disipan las brumas,
que sé que entre los males nos lloverán cristales,
yo iré descalzo y tú desnuda
al son del amor del ronco tambor que toque la luna,

vamos a trepar a la copa de éste sol de enero,
y a hacer un nido en su ramaje,
y allí reírnos viendo como a cada minutero
se lo devora el oleaje,
y cuando entre mis brazos resuenen cañonazos
yo iré perdido entre tus dunas
dejándolo todo, quemando los tronos donde reinen dudas,

y báñate en mis ojos, que se joda el mar
que quiera mecerte a su antojo,
si no somos nadie a nadie va a encontrar,
y si a las heridas quiere echarles sal
solo va a encontrarse cerrojos
y las cicatrices de la soledad,

coge resina para untarnos poco a poco el cuerpo,
por si vuelve la ventolera,
y mientras tanto, entre los huecos que nos deje el tiempo
deja volar tu cabellera,
que si a nuestra locura vuelven nubes oscuras
nos cogerán frente con frente y codo con codo,
cada vez más solos, rodeados de gente.

y báñate en mis ojos, que se joda el mar
que quiera mecerte a su antojo,
si no somos nadie a nadie va a encontrar,
y si a las heridas quiere echarles sal
solo va a encontrarse cerrojos
y las cicatrices de la soledad.


La música es vida. La vida es música. Y entonces...digo yo...¿Por qué no ponerle una banda sonora a nuestra vida?