9 nov. 2011

Eduardo Manostijeras


Antes de que él viniera, no nevaba nunca. En cambio después, sí nevó. Si él no siguiera vivo, ahora no estaría nevando... A veces aún bailo bajo la nieve. (Eduardo Manostijeras)

No hay comentarios: